Después de años viviendo en exceso por los bolsos XL, hoy por fin lo “small” está en tendencia. Les confieso que yo siempre he sido muy fan de los bolsos grandes porque obvio soy de las que siempre quiere llevar todo lo que puedas necesitar de inmediato pero, el efecto visual extremo ha quedado de lado y los bolsos tipo “clutch” y su poca capacidad también nos han probado que podemos sobrevivir tan sólo con lo indispensable y justo ahí, es en donde surge ésta tendencia que en lo personal me tiene en fascinación total. Además de la conjugación de sus exquisitos diseños y de la divinidad de su tamaño, es más accesible disfrutar de bolsos icónicos de firmas de lujo.

La tendencia comenzó llevando las “mini bags” a modo de “charms” invadiendo desde hace un par de emisiones ya las principales Semanas de la Moda por grandes referentes de la moda como, Chiara Ferragni,Anna dello Russo y Olivia Palermo. Fue el parteaguas perfecto para que las grandes firmas comenzaran a crear exclusivos diseños imprescindibles del glamour. A pesar de que ciertamente no te cabrá todo, definitivamente le darán un toque muy “cute” a cualquier look y lo más cool es que puedes lucirlas cómo más te acomode, de hombro, riñonera, crossbody, belt style, sé tan creativa como quieras.